Estudio revela por qué patean los bebés dentro del vientre materno

Un estudio de la University College London descubrió que los golpes que dan los bebés dentro del vientre materno.

Entre estos las patadas, y otros movimientos, les ayudan a desarrollar su cerebro y reconocer las partes de su cuerpo.

Las madres pueden empezar a sentir los golpes de sus bebés desde las 16 semanas de gestación, aunque algunos movimientos espontáneos comienzan a las siete semanas.

La investigación fue publicada el 30 de noviembre por Scientific Reports, está co-dirigida por la doctora Kimberley Whitehead y el investigador Lorenzo Fabrizi.

Ambos querían entender cómo los movimientos de un bebé, mientras duerme, desarrollan su cerebro antes del nacimiento.

Debido a que los investigadores no podían estudiar las ondas cerebrales de los bebés que aún están en el útero.

Encontraron una manera creativa de medir los cambios en la actividad cerebral cuando estos se acercan al nacimiento.

Para ello Whitehead y Fabrizi se asociaron con University College London, con lo cual pudieron estudiar a 19 recién nacidos, incluidos varios con nacimiento prematuro.

Utilizando un método no invasivo para medir las ondas cerebrales de los recién nacidos, el equipo de investigación analizó lo que sucedió cuando los bebés patearon mientras dormían.

Según indicó LiveSciense, el estudio sugiere que con cada golpe o patada –conocidas como movimientos fetales.

El bebé construye una red cerebral básica que le permite entender qué parte del cuerpo se está moviendo y cómo se toca.

De acuerdo a los investigadores, este mapeo espacial dura hasta el nacimiento, después del cual estos movimientos ya no tienen el mismo efecto en el cerebro.

“Es como si los movimientos en el útero estuvieran preparando al bebé para la vida en el exterior.

Proporcionando los andamios neuronales sobre los cuales el cerebro construirá capas de complejidad.

Con todos los nuevos tipos de información sensorial en el mundo”, indicó LiveSciense.

En ese sentido, según Kemberley Whitehead, “estos aspectos fundamentales del tacto son útiles inmediatamente desde el nacimiento para habilidades como la lactancia materna”.

Pero además de servir para entender en qué ayudan estos movimientos a los bebés.

Whitehead y Fabrizi indicaron que el estudio puede tener implicaciones en la atención clínica neonatal.

Por ejemplo, cómo envolver a un bebé prematuro para que tenga la sensación de estar en el útero y desarrollar aún más esta red cerebral básica.

Deja un comentario