Habla el joven de 20 años que luchó para salvar a sus 3 sobrinos en un incendio

Una tragedia afectó a la familia Byrd cuando su vivienda en la ciudad de Aberdeen en el estado de Washington, Estados Unidos empezó a consumirse por las llamas.

En la casa se encontraba Derrick Byrd, un joven británico de 20 años y sus tres sobrinos, al ver el fuego, Rory y Junior, dos de los niños saltaron al vacío desde la segunda planta de la casa hasta los brazos de su tío.

Pero una de sus sobrinas estaba aterrada y se negó a saltar, tenía mucho miedo. Así que Derrick no dudó en entrar a la casa para intentar rescatarla a pesar de los riesgos.

Mercedes, de 8 años, la menor de los niños estaba en el suelo de una de las habitaciones inmersa en el denso humo, cuando su tío llegó se quitó su camiseta para cubrirla y trasladarla en sus brazos hasta el exterior.

Cuando llegaron los servicios de emergencia trasladaron de inmediato por vía aérea a Derrick, a Mercedes y a Junior, otro de sus sobrinos, a la unidad de quemados del Centro Médico Harborview.

Derrick sufrió quemaduras de segundo, tercero y cuarto grado por haber entrado en la casa en llamas para sacar a Mercedes.

“No me importa haber salido ardiendo, solo quería salvarla”, dijo el joven.

En las declaraciones que ofreció a medios de comunicación locales aseguró que no se arrepiente de haber puesto su vida en riesgo para intentar salvar la de su sobrina.

Tampoco se preocupa por las graves lesiones que sufrió en casi la totalidad de su cuerpo porque su única prioridad era mantener a salvo a sus pequeños sobrinos.

“Ella gritaba mi nombre, no iba a dejarla allí. No iba a dejar morir a mi sobrina, preferí quemarme yo. Ella es muy joven, es una buena niña, tiene toda una vida por delante”, dijo Derrick.

Aunque se hizo acreedor de numerosos reconocimientos dice con modestia que no es un héroe. “No puedo decir que soy un héroe, solo diría que no puedo dejar que algo malo les suceda a mis sobrinos. Lo haría de nuevo. Realmente lo haría. No me importaría nada. Volvería corriendo incluso si me quemara más o si muriera”.

El rostro del valiente Derrick está cubierto con gasas, esperan que lo trasladen en los próximos días al Hospital Comunitario Grays Harbor.

Hasta el momento los investigadores no han logrado determinar las causas del incendio, se presume que se inició en la segunda planta de la casa. La familia está devastada.

Además de los daños físicos que sufrieron se enfrentan a pérdidas económicas de más de 268 mil dólares mientras asumen los gastos médicos de Derrick y los niños.

Los vecinos han comenzado a recaudar dinero para ayudar a la familia en tan difícil momento, miles de personas han expresado su admiración por la valentía de este joven que salvó a sus sobrinos, hijos de su hermana mayor llamada Kayla.

Aunque Derrick diga que no es un héroe, siempre lo será para sus tres sobrinos, gracias a su valentía y amor ellos lograron sobrevivir. Su testimonio ha emocionado a muchos, compártelo.

Deja un comentario