Una enfermera adopta a una bebé prematura y huérfana que nunca había recibido una visita durante sus 5 meses en la UCIN

Esta bebé tuvo un difícil comienzo en la vida, pero se ganó la lotería al ser adoptada por una de las enfermeras que la cuidaban.

Gisele nació prematuramente en 2016, pesando apenas un kilogramo. Nació de padres con problemas de drogas, y fue transferida al Hospital Franciscano Infantil de Boston, en octubre de ese año.

Allí, Gisele pasó meses en la sala de cuidados neonatales, sin recibir visitas ni a nadie que le pudiera manifestar al menos sus buenos deseos.

El personal del hospital cuidó mucho a la niña, hasta que se la presentaron a la enfermera Liz Smith.

Liz desarrolló rápidamente un fuerte vínculo con Gisele. Como siempre había querido ser madre, le rompió el corazón saber que no era una buena candidata para la fertilización in vitro.

Liz puso todo su amor en el cuidado de Gisele: «Iba a verla todos los días. Para mí, la bebé era como una especie de recompensa después de cumplir con un largo día de trabajo».

En ese momento, los padres biológicos de la niña todavía estaban pendientes de la vida de Gisele.

Pero pronto sus padres se dieron cuenta de que sus problemas de adicción eran demasiado abrumadores, y apoyaron la propuesta de solicitar a las autoridades que le permitieran a Liz adoptar a la bebé.

Liz era la persona ideal para cuidar a Gisele, que aún necesitaba de mucha atención médica. Incluso hoy en día, la niña sigue recibiendo la mayor parte de su comida a través de una sonda.

La adopción de Gisele se completó en octubre del año pasado. El juez que presidió la ceremonia señaló que aunque un nacimiento es un milagro, una adopción es cosa del destino, así como una elección en la vida.

Las palabras del juez resumieron completamente cómo se sentía Liz al darle la bienvenida a Gisele a su vida.

En declaraciones a los reporteros, Liz confesó que aunque siempre había querido tener su propio hijo, siente que el día en que se encontró con Gisele en el hospital fue cosa del destino.

La historia de Liz y Gisele se ha vuelto viral recientemente, y el dúo madre-hija ha hecho apariciones en CNN y en The Today Show de la cadena NBC.

Los internautas no pudieron evitar sonreír mientras Liz contestaba las preguntas de los periodistas, al tiempo que su pequeña hija jugaba y se reía frente a las cámaras.

Cuando le preguntaron sobre la condición actual de Gisele, Liz dijo que la niña está mejorando, y que los médicos están asombrados por el progreso que ha alcanzado, a pesar de haber tenido un comienzo tan difícil en la vida.

La enfermera también le dio un pequeño consejo a los espectadores, diciéndoles que los reveses de la vida no justifican que dejemos de apreciar todas las maravillosas oportunidades que tenemos a nuestro alrededor.

¿Qué piensas de la historia de Liz y Gisele? ¿Alguna vez has adoptado a un niño, o has considerado hacerlo? ¡Comparte esta maravillosa historia con todos tus amigos!

Deja un comentario