Ella organizó una increíble fiesta para celebrar su divorcio. ¡Una despedida de casada!

A medida que se acerca la fecha de una boda, los familiares y los amigos empiezan a reunirse y a celebrar.

Pero, ¿deberíamos celebrar de la misma forma el final de un matrimonio?

Bueno, eso fue precisamente lo que hizo la protagonista de esta historia: celebró su divorcio ofreciendo una gran fiesta. ¿Y qué tiene de malo?

Después de haber estado casada por catorce largos años, Catherine Navarro finalmente está saboreando la felicidad.

Había estado esperando su divorcio por un buen tiempo. Como ahora por fin puede tomarse un respiro y estar sola, decidió organizar una fiesta de divorcio.

Su matrimonio comenzó como un tórrido romance, pero terminó siendo un desastre largo y tóxico.

En un principio, Catherine había pedido el divorcio en 2014, pero como su marido desapareció, se vio obligada a introducir la petición ante los tribunales.

Las autoridades estuvieron buscando a su esposo por un buen tiempo, pero no lo lograron. Catherine estaba literalmente atrapada en su matrimonio, y sin esperanzas de que su marido pudiera presentarse ante la corte.

Pero tras siete largos años de espera, finalmente los jueces le concedieron el divorcio. Fue entonces cuando pensó en organizar una fiesta de divorcio, para celebrar su nueva libertad.

Catherine se esforzó al máximo para que su fiesta fuera impecable, desde la comida hasta la decoración. Invitó a sus treinta amigos y familiares más cercanos, y se comió unos cuantos ponquecitos que tenían frases como «Adiós a mi marido».

Para ella, este nuevo comienzo era un motivo más que suficiente para celebrar. Seguramente, quienes han pasado por un divorcio podrán entender la necesidad de celebrar que tenía Catherine.

Cuando uno está en una relación tóxica (con o sin matrimonio de por medio) y finalmente logra salir de ella, una gran fiesta puede ser una poderosa forma de superar los sentimientos negativos y abrazar la libertad.

Tal vez más mujeres deberían darle la bienvenida al divorcio como lo hizo Catherine. Además, cualquier razón es buena para armar una gran fiesta, ¿no crees? ¿Tú qué opinas?

¿Qué opinas de las fiestas de divorcio? ¿Has estado alguna vez en una fiesta similar? ¿Te gustaría celebrar una fiesta así? ¡Comparte esta historia con tus amigos!

Deja un comentario