La joven que se vistió de conserje en su graduación en honor a su humilde madre recibe una beca

Hace unos días compartimos la historia de Roberta Mascena, la joven brasileña de 25 años que impactó a las redes sociales tras haber acudido a su ceremonia de graduación de pedagogía vestida de conserje.

Roberta es hija de una humilde conserje y un taxista

Esta joven, convertida ahora en toda una profesional, se vistió de tan singular forma para agradecer a su madre, llamada Marlene Cordeiro de Oliveira.

Ha sido el incondicional apoyo de Marlene, así como su arduo trabajo, lo que ha permitido a Roberta alcanzar su más grande meta escolar.

Gracias a ese emotivo gesto de amor hacia su madre, miles de personas pudieron conocer la historia de trabajo detrás de la familia Mascena.

Especialmente el de Marlene quien no ha podido dejar de trabajar desde los 13 años al provenir de una familia muy humilde.

Pero, más allá de cualquier adversidad, lo más importante para Marlene fue garantizar que Roberta tuviera todo lo necesario para poder asistir día a día a sus clases en la Universidad Metropolitana de Santos, ubicada en el litoral de São Paulo.

Fue justamente el director de esa casa de estudios quien quedó completamente conmovido al conocer el sacrificio de la madre y el sincero agradecimiento de Roberta.

Por ello, decidió impulsar aún más la carrera de la joven, ayudándola a cumplir otro de sus más grandes sueños profesionales.

Marlene ha enseñado a su hija a siempre dar lo mejor de sí y nunca conformarse. Por eso, en los planes de Roberta siempre ha estado el poder cursar una maestría en su profesión, para poder convertirse en profesora.

El director de la universidad, Rubinho Viegas, decidió otorgar a Roberta una beca escolar para que pueda ingresar a la maestría que tanto desea, en Prácticas Docentes en la Escuela Primaria. Una noticia que ha sorprendido grandemente a la humilde familia.

“Con todas las dificultades que enfrenta el área académica, con recortes en becas, beneficios para estudiantes y profesores que hemos tenido recientemente.

No esperaba tan pronto poder seguir estudiando, ni siquiera hacer una maestría. No era lo que esperaba este 2021, en medio de una pandemia. Estoy muy feliz”, dijo Roberta.

La abnegada madre no pudo contener el llanto con la gran noticia que dará un mejor futuro a su hija. La razón detrás del gran gesto por parte del director es que la historia de la mujer le recuerda a la de su propia madre.

«Ella era una luchadora, al igual que doña Marlene, trabajó duro para construir la universidad”, recordó el director.

Ahora Roberta ve una nueva oportunidad de desarrollo en su profesión, una luz al final del túnel después de haberse enfrentado a pocas oportunidades de trabajo en su área. ¡Enhorabuena por ella y por su familia!

Nunca dejes de agradecer todo el esfuerzo que realiza tu familia. Comparte esta emotiva historia y no desistas hasta alcanzar tus sueños.

Deja un comentario