Vende el lujoso auto que ganó para comprar una casa y al día siguiente una llamada cambia todo

Puede que muchos de nosotros nos consideremos personas con suerte, pero en cuanto leamos la historia de un joven en Reino Unido.

Que ganó dos lujosos autos y una increíble cantidad de dinero, seguro que pensaremos otra cosa.

Tom Harvey decidió participar en una rifa de BOTB. Jamás imaginó que sería el ganador de los lujosos premios que prometían, pero recibió una noticia que cambiaría su vida para siempre.

Tom vive en la ciudad de Dartford al sur de Inglaterra.

Tom resultó el ganador de un Porsche 911.

Se trata de un hermoso y lujoso auto que se encuentra valorado en casi 150 mil dólares. Pero eso no era todo, el premio también incluía 25 mil dólares.

El joven no cabía en sí de alegría. Disfrutó la maravillosa sensación de conducir el legendario automóvil pero después de pensarlo cuidadosamente tomó la decisión de venderlo.

Tomo acaba de cumplir 28 años de edad.

Desde hace un par de meses, él y su novia se encontraban buscando la manera de comprar una casa así que vendieron el Porsche para poder pagar la inicial de su futuro hogar.

Para muchos esto significaría suficiente suerte a lo largo de toda una vida, pero el destino tenía preparada otra sorpresa más para Tom.

Sin pensarlo mucho decidió unirse a otra rifa de BOTB.

Tom logró vender el auto por 116 mil dólares.

Esta vez, estaba más que seguro de que su suerte se había acabado. Habían pasado tan sólo dos días desde la venta del Porsche y se encontraba viajando con su padre.

Fue entonces cuando recibió otra llamada en donde básicamente le dijeron que volvía a ser el ganador de un lujoso auto.

“Estoy completamente atónito”.

Esta vez, el premio era un Macan S. valorado en 60.000 dólares.

Era un auto mucho más familiar, pero verdaderamente hermoso. Además, al igual que el premio anterior también venía con 25.000 dólares en efectivo.

Se trataba de una victoria doble verdaderamente legendaria.

Tom interpretó esta segunda victoria como una señal de que debería quedarse el porsche.

Ahora, Tom podría dar un brusco giro a su vida. No sólo contará con el dinero suficiente para la inicial de la casa con la que tanto había soñado, sino que también podrá disfrutar del segundo Porsche.

“Nunca pensé que ganaría una vez. Mucho menos dos veces seguidas”.

En cuanto se dio a conocer la historia de la maravillosa suerte de Tom, miles de personas comenzaron a comentar sin creer que alguien lograra tener tan buena fortuna.

Esperamos que este joven disfrute esta buena racha y el enorme impacto que tendrá en su vida.

¿Qué opinas de la suerte de Tom? No te vayas sin dar a conocer esta increíble historia.

Deja un comentario